Cómo colocar un overgrip

En el post de hoy os vamos a contar cómo poner correctamente la protección / cinta que va encima de la empuñadura original y que nos va a ayudar a aumentar el grosor del puño de la pala, ganar adherencia y evitar que no se rompa el original, ya que es más difícil de cambiar: el overgrip.

Para la correcta colocación de un overgrip tenemos varias opciones, aunque nosotros os vamos a explicar la más común. Deberemos tener muy en cuenta cual es nuestra mano dominante, si somos diestros daremos vuelta al overgrip hacia la derecha, mientras que si somos zurdos lo haremos hacia la izquierda y manteniendo el mango de la pala hacia arriba, siempre tendremos en cuenta que la pala estará colocada de esa manera.

Lo primero que debemos hacer es acercarnos a nuestra tienda habitual y adquirir un pack de overgrips. Al desenrollar el overgrip y quitarle los plásticos protectores que llevan nos encontraremos con una pegatina para cerrar el overgrip en la parte superior y nuestro overgrip con los dos extremos finos. Hemos de empezar por el que tiene la pegatina. Quitamos el papel y lo colocamos en la parte superior del mango. Seguiremos dando vueltas en la parte superior de manera lineal, sin descender hacia la pala hasta que se acabe el escalon en el que el overgrip llega a su tamaño normal.

A partir de ahí es cuando empezaremos a bajar hacia la parte del centro de la pala dando vueltas. Este es uno de los puntos donde el usuario puede poner el overgrip según su gusto. En este recorrido, si queremos que el puño sea más gordo daremos estas vueltas dejando un espacio menor entre ellas, mientras que si queremos que sea más fino, dejaremos un espacio mayor entre las mismas. Al llegar al final del mango veremos como el overgrip vuelve a ser más fino, un detalle para que a la hora de poner la pegatina se adapte perfectamente el tamaño de ambos. La colocaremos en la parte final cerrando el proceso y dejando el overgrip fijo para el juego. Y listos, ya estamos preparados para entrar a pista.

No te desanimes, como todo en esta vida, todo es cuestión de práctica, poco a poco irás perfeccionando tu técnica y cada vez te irán quedando mejor hasta que llegues a ser todo un experto. Tiempo al tiempo.

Fuente: www.allforpadel.com